Català | Français | Español
Pàgina principal
Estás situado en: Página principal > Miniaturas > Modus Operandi > Paleta

Mi paleta

Un buen pintor siempre debe conocer la "física" de sus pinturas.

Esto conlleva, necesariamente, que uno mismo se haga sus pinturas, incluso cuando éstas se pueden encontrar en el mercado ya preparadas.

Si queremos prepararnos las pinturas debemos considerar algunas cosas:

- En primer lugar, se debe definir la técnica que se utilizará, ya que ello determina los ingredientes y los aglutinantes: mi base es el temple al huevo.

- En segundo lugar, es necesario escoger unos pigmentos que sean compatibles entre si y que no nos den ninguna desagradable sorpresa: en mi caso uso pigmentos minerales.

- En tercer lugar, debemos elegir los ingredientes y el aglutinante que compondrán las pinturas, ahora hablamos del temple al huevo, sabiendo que cada ingrediente potenciará un aspecto de la pintura. La experiencia es un grado.  Así, si queremos un efecto plastificante recurriremos a la leche de la higuera, a la miel o a la glicerina, por ejemplo: para mi son importantes la luminosidad y la plasticidad.

- En cuarto y último lugar, se confecciona la pintura, en este caso el temple, al mezclar y preparar, en su orden, todos los ingredientes hasta conseguir la textura deseada: a mi me gusta una textura con una untuosidad mediana alta.

PIGMENTOS USADOS:

- Blanco de titanio
- Rojo de cadmio
- Amarillo de cadmio
- Amarillo de cromo
- Azul cobalto
- Azul de manganeso
- Tierra verde
- Tierra ocre
- Negro marfil

TÉCNICA

Uso la técnica de la pintura plana al temple de huevo, sobre pergamino natural (normalmente piel de cabra o de oveja) o bien papiro.

Si debo barnizar, utilizo un barniz mate de COPAL.

TEMPLE AL HUEVO
Además de la yema del huevo, la goma arábiga y la miel, uso cinco componentes más que terminan de definir mi temple, que, como hemos dicho, busca la luminosidad y la plasticidad.

TEMPLE
Llamo TEMPLE al temple de goma arábiga, aunque en realidad sea un GOUACHE pero de fabricación y de formulación propia. Básicamente es la misma formulación del Temple al huevo, si le quitamos la yema del huevo.

Octavi Aluja 2008 | Todos los derechos reservados | Aviso legal | Condiciones de uso | Cajón de sastre | Contactar